Destroyers

El Club Destroyer’s fue fundado el 14 de septiembre de 1948. Para nombrarlo, los fundadores se inspiraron en una película de la Segunda Guerra Mundial en la que apareció en escena un acorazado en cuya proa se leía «Destroyer». Debido al característico color amarillento de su vestimenta es llamado «Canario» y también «Máquina Vieja» por el barrio cruceño en donde se estableció inicialmente.

Cuando se creó la Liga de Fútbol Profesional Boliviano (LFPB) en 1.977, Destroyer’s desiste de la invitación por fidelidad a la asociación a la que pertenecía. Sin embargo tras consolidarse la Liga de Fútbol Profesional Boliviano (LFPB) como crisol del profesionalismo, desde ese año pelearía el ascenso a dicha competición.

El equipo «Canario» volvió a primeros planos en 1.984, logrando su ascenso a la Liga, de la mano del Director Técnico, Miguel Oliva, tras ganar a Guabirá de Montero. En el profesionalismo, la “Máquina Vieja” funcionó bien de entrada. En sus filas tenía a futbolistas que luego tendrían una excelente trayectoria nacional e internacional, tales como, Carlos Leonel Trucco, José Omar Beccérica, Carlos Aragonés, Miguel Aguilar y Federico Justiniano entre otros.

Empero su mejor actuación fue en 1988 cuando llegó a una semifinal del campeonato nacional. En ese histórico equipo figuraban Erwin «Platini» Sánchez, Marco Antonio Etcheverry y Mauricio «Tapera» Ramos quienes conformaron el ‘trío de oro’.

Tras la migración de Sánchez a Bolívar y posteriormente la de Etcheverry y Ramos en la década de los 90, los destroyanos casi siempre vieron a su equipo acosado por el descenso.